Historia: Los orígenes y la edad antigua

Los orígenes del pueblo de Albares se remontan probablemente hasta mediados del siglo XII pero nuestra tierra estuvo poblada desde muy antiguo por lo que merecería la pena dedicar unas pocas líneas a esta historia anterior a la fundación. Las hipótesis más probadas apuntan a que nuestra tierra fue poblada por primera vez en tiempos del Neolítico Final o Eneolítico (3.000 años a. J.C.) por gentes procedentes de la costa mediterránea pertenecientes a la llamada cultura de Almería. Estos pueblos prehistóricos ya estaban bastante evolucionados pues practicaban la agricultura, el pastoreo y fabricaban hachas pulimentadas. En su alimentación era importante la miel y la caza. Nuestra comarca les permitía esta forma de vida, además era muy rica en agua en comparación con otras zonas del interior de la península. Vivían en cuevas y sencillas cabañas. Los yacimientos arqueológicos son poco importantes aunque existen. Se han encontrado gran número de hachas de piedra en toda la comarca destacando los yacimientos de Conchuela, Aradóñiga y el cerro de las Cruces en las proximidades de Albares. Los yacimientos de la edad de Bronce (II milenio a. de J.C.) son escasos. Probablemente la zona se encontrara poblada por personas de las culturas del Vaso Campaniforme y del Argar posteriormente. En el primer milenio antes de Jesucristo la zona fue probablemente invadida, como el resto del interior peninsular por personas procedentes del centro de Europa, son los pueblos celtas de origen indoeuropeo. Los vestigios más significativos de la zona procedentes de estas gentes fueron encontrados en 1.945 en el término de Drieves. Es el llamado tesoro de Drieves, formado por distintas piececillas de plata. Otras huellas celtas se encuentran en la toponimia (Orusko actual Orusco, Aebura actual Yebra).

La edad antigua

Estas gentes fueron las que los romanos debieron encontrarse cuando conquistaron la comarca. Esta conquista se realizó por el cónsul romano Sempronio Graco sobre el año 179 antes de Jesucristo, comenzando así la romanización. Son escasos los restos arqueológicos de la época romana, los pocos existentes han sido encontrados en las riberas del Tajo. En la toponimia de la zona destaca Iuliana (actual Illana).

Share This: